Father and son displaced by Cana Brava Dam, Brazil

El BID e Instituciones Financieras Regionales

Una clave para abordar los impactos de los proyectos grandes de infraestructura que afectan los sistemas fluviales es comprender el rol que cumplen las instituciones financieras internacionales en el financiamiento de tales proyectos.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) es el mayor banco regional multilateral de desarrollo en América Latina. Durante la década pasada, el BID aprobó US$ 69 mil millones en préstamos, y ha sido una fuerza impulsora importante en los programas de infraestructura regional, como el Plan Puebla Panamá en Mesoamérica y la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura en Sudamérica (IIRSA).

El BID también ha sido una fuente financiera permanente de las represas grandes. Entre los proyectos latinoamericanos que ha financiado están las represas de Yacyretá, Sobradinho, Salto Grande, Itaipú, El Cajón, Cana Brava, y Chixoy. El Banco también financió los estudios para el proyecto de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

Los antecedentes ambientales y sociales del BID son abigarrados, para decir lo menos. El BID comenzó a revisar sus políticas sobre el medio ambiente, la energía, los pueblos indígenas y su mecanismo independiente de investigación en el 2004. Pese a las aclamadas consultadas con grupos de la sociedad civil, el Banco no está dispuesto a tomar las medidas que serían suficientes, por ejemplo, para igualar sus políticas con el nivel de las del Banco Mundial siquiera.

La Corporación Andina de Fomento (CAF) es otra institución financiera multilateral importante. Enfocada primordialmente en la región andina, la CAF proporciona el doble del financiamiento que el BID. Casi la mitad de los US$ 5.500 millones que prestó en el 2006 fue para grandes proyectos infraestructurales. La CAF tiene políticas ambientales y sociales muy débiles, y no tiene ningún órgano independiente para estudiar los reclamos por las poblaciones adversamente afectadas por sus préstamos.

Un organismo financiero cada vez más poderosa es el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social del Brasil (BNDES). Aprueba US$ 20.000 millones en préstamos por año. Como la CAF, el BNDES carece de políticas ambientales substantivas. Ha ampliado su financiamiento para los proyectos regionales de infraestructura, y ha financiado carreteras, represas y líneas de transmisión en las naciones Sudamericanas mediante su banco de importaciones y exportaciones.

More information: 
  • Multilateral Development Banks' Project Pipelines: A quarterly report on dam projects to watch out for at the the African Development Bank, the Asian Development Bank, the European Investment Bank, the Inter-American Development Bank, the International Finance Corporation, and the World Bank

Facebook

Mailing lists

We offer many campaign-specific email lists to help you stay informed.

Sign up for urgent campaign actions and NewsStream: